lunes, 17 de julio de 2017

TENER EL CONTROL DE PORTALES

CONTROL DE PORTALES

Los portales dimensionales surgen en zonas en las que la frecuencia vibratoria de la Tierra se eleva y la de las otras dimensiones baja, de forma que ambas quedan a una frecuencia similar y compatible para que surja un nexo de unión: Un Portal.
Nosotros habitamos en la Tercera dimensión, en el mundo tangible, físico, visible al ojo humano… Más allá de ella encontramos las realidades intangibles y etéreas que sólo se pueden captar de forma intuitiva, con una visión espiritual.
Los portales pueden abrirse en lugares concretos permanentemente (como en casis de algunos lugares sagrados) o de forma temporal (abriéndose y cerrándose temporalmente).

El Don:

Un don muy raro, que permite a alguien poder abrir y cerrar portales dimensionales. Si tal persona no es conocedora de su don, éste podría hacer aparecer portales incontrolados en cualquier parte, pudiendo provocar un desorden cósmico, o traer entidades y energías peligrosas a un lugar.
Este don es difícil de controlar, no obstante, quien lo consigue, es capaz de generar portales conectando mundos, planos... así como permitir o no que algo cruce por él, y así mismo cerrarlo. Esto último es muy importante, puesto que si se quedara abierto provocaría daños a la barrera de nuestra realidad, entre otras cosas.
Mientras más poderoso y entrenado sea el poseedor de este don, más cosas podrá hacer con los portales, así como viajar por ellos desde cualquier plano, entre otras cosas.

También es posible controlar portales con diversas herramientas, conjuros y técnicas, como con la Llave-Vara, pero aquí se habla del control de portales como don.

Como poder, podría ser de nacimiento, pero supongo que todos los dones pueden desarrollarse, unos mas fácilmente y otros con más dificultad.

No es necesario tener la capacidad de salir al astral para poder acceder a este don.
Puede ser muy bien una habilidad que alguien desarrolle o se pueden abrir portales accidentalmente sin poseer habilidades. Como ya es muy comentado, el juego de la ouija propicia un ambiente favorable, para que se cree un portal, pero éste no se crea en sí por la ouija, sino que se crea por la energía de quienes participen en el juego.

No se como pueda desarrollarse o entrenarse dicha habilidad, pero el primer paso sería averiguar cómo funcionan realmente estos portales, como se abren y como se cierran.

Tipos de portales:

Para comprender un poco mejor este don, es importante decir que existen o pueden existir varios tipos de portales:

1. Portal tipo vórtice o vortex: Son los más usuales. Conectan dos planos en el mismo espacio, por los cuales, se transportan principalmente energías, pero pueden llegar a transportarse entidades. Estos portales que conectan dos planos distintos, solamente pueden ser portales directos cuando conectan a dos planos inmediatos.

2. Portal espacio-espacio: solamente conecta a dos lugares distintos dentro de la misma dimensión o el mismo plano.

3. Portal de tiempo o espacio-tiempo: Científicamente, en el campo de la Astronomía, se habla de Agujeros de Gusano, con una definición muy similar a los portales. Se trata de agujeros, aperturas o fisuras en el continuo Espacio-Tiempo que conectan puntos alejados, ya sea espacial o cronológicamente, del universo, creando "túneles" que al ser cruzados, permiten llegar a distancias cósmicas de forma instantánea. O también permiten saltos temporales.

Un poco de historia:

El concepto de portales y el manejo de los mismos provienen de la antigüedad, para ser mas especifico desde sumeria, en donde se adoraba al señor de toda la magia, me refiero a Cthulhu o Leviatán como se conoce en la Biblia....
Con el ritual de invocación, se puede invocar cualquier tipo de espíritu, reteniéndolo hasta que haya respondido vuestras preguntas u os haya proporcionado aquello que deseéis. Se puede invocar a los espíritus de los muertos, de los Nonatos, de las esferas, de la llamada. En total, quizá haya mil y un espíritus que son de importancia, pero para poder llevar a cabo un ritual de invocación advierto antes que el mago que se atreva a realizarlo tiene que ser ya conocedor e iniciado en las artes mágicas, puesto que esto no es un juego ni nada por el estilo, tampoco un montaje ni una broma.
Se realiza el conjuro de invocación al espíritu, acompañado del dibujo del pórtico correspondiente, el cual tiene que ser dibujado en el suelo y llevado a cabo con la ceremonia correspondiente, la cual no se mencionará en este tema ya que trata sobre el “don” en si, no en los diferentes procesos de apertura de portales.


Fuentes:
Libro de las Sombras de Dany Taichi

domingo, 16 de julio de 2017

SIGNIFICADO DE LOS DIAS DE LA SEMANA














El lunes está asociado a la Luna, protectora de la familia. Por eso, en este día deben tratarse las cuestiones relacionadas con el hogar y los familiares. La Luna es el astro que más se mueve del Zodíaco, lo cual implica cambio y renovación. Hay que evitar la monotonía en la vida familiar. Asimismo, la Luna rige el inconsciente. Es una jornada para analizar la base de nuestras opiniones. Los nativos de Cáncer, signo lunar, cobran protagonismo durante este día.
Personalidad femenina 
El lunes es el día consagrado a la mujer y a la madre, que representa nuestra base emocional. Hoy debemos mostrarle nuestro respeto y afecto. Es un día para activar lo femenino, la sensibilidad, la comprensión y la diplomacia, y para analizar nuestros sueños.
La Luna y el trabajo
Nuestro satélite se ocupa de la imaginación y la visualización, por lo que es un buen día para pensar en el resultado de nuestro trabajo. También favorece los cambios en la forma de realizar la tarea, así como la transmisión de ideas para motivar a los empleados.
El lunes en la salud 
Hay que cuidar los órganos asociados a Cáncer: el estómago, el pecho, el páncreas y el hígado. Buen día para lo relacionado con la cocina, la alimentación y la maternidad.
Día para el color verde
El verde simboliza la fecundidad, la primavera y la imaginación. Es un color que estimula la memoria, pero que en exceso dispersa la atención e impide el estudio.
Zona de peligro 
En lunes existe el riesgo de ser atraído por el canto de las sirenas y de buscar excusas para retrasar nuestro avance. La Luna va asociada a la pereza. Pero también es un día adecuado para escribir un diario o repasar los acontecimientos de nuestra vida.



La influencia de Marte favorece en este día todo lo relacionado con la vida laboral. Su fuerza debe ser canalizada hacia el trabajo porque, de lo contrario, explotaría en agresividad o agitación. Es un buen momento para cargar las pilas, pero el exceso de energía puede llevar a conductas o expresiones demasiado vehementes. El martes, por su planeta regente, es el día de los Aries y los Escorpio, que hoy se sentirán más a gusto y más protagonistas.
Día de limpieza
Marte ofrece una ocasión para eliminar de nuestra vida aquellas cosas que sobran o que ya no funcionan. Con justicia, pero con determinación, hay que cortar por lo sano con todo lo superfluo y lo caduco, con aquellas cosas que nos apartan de nuestros objetivos.
Marte y la guerra 
El dios de la guerra nos invita a combatir lo corrupto, a depurar esos malos aspectos de nuestra personalidad que proyectamos a los demás.
El martes en la salud
Aries rige la cabeza, la cara, los ojos, el cerebro y los dientes, mientras que Escorpio se asocia a los genitales, la vejiga, la vesícula y la región púbica. Todas éstas son las zonas que hay que cuidar hoy especialmente. Es un buen día para regenerar los hábitos.
Día para el color rojo
El rojo simboliza la pasión, la fuerza y la energía, combate la pereza y despierta las ganas de vivir. Pero un uso excesivo sugiere peligro, como en las señales de tráfico.
Zona de peligro
El atributo negativo de Marte es la violencia. Hay que ser cautos y evitar dramatismos y discusiones. Es un día para trabajar en la consecución de nuestras metas.



Con Mercurio cobran protagonismo la comunicación y la verdad y aumenta la capacidad de apreciar correctamente las cosas. Es un buen día para expresar nuestra ideas, intercambiar información, negociar acuerdos y solucionar problemas. También permite reconocer mejor la verdad y nuestros deslices. Hay que evitar la palabrería y la maledicencia. Mercurio rige a Géminis y Virgo, los signos que reinan en este día.
Mercurio y el trabajo
Este planeta favorece todo tipo de gestiones y, en el ámbito laboral, propicia el comercio, la publicidad y la búsqueda de medios de locomoción o transporte. Mercurio representa también al arquitecto y, por tanto, también ayuda a trazar planes y emitir órdenes.
Mercurio y la memoria
El miércoles es buen día para el estudio porque se asimilarán mejor los conceptos. Los conocimientos adquiridos deben exteriorizarse para dar cabida a otros nuevos. La jornada también invita a usar la conciencia y aprender a retener las virtudes.
El miércoles en la salud
Géminis rige hombros, brazos y manos, pulmones, vías respiratorias y capilares. Virgo se asocia a los intestinos, el bazo y el duodeno. Atención hoy a todos estos órganos.
Día para el gris y el marrón
El color gris rige el intelecto y estimula la curiosidad, aunque en exceso elimina la sensibilidad. El marrón es el color de la responsabilidad y el saber científico, pero su uso inmoderado puede llevar a una falta de fe.
Zona de peligro
Mercurio puede provocar indecisión y dificultad para utilizar adecuadamente nuestras virtudes. También puede inducirnos a criticar a los demás, algo que hay que reconducir hacia el respeto a nuestros enemigos.



Según la mitología, la Humanidad vivió en el Paraíso bajo el influjo de Júpiter. Así, este día debe dedicarse a reconstruir nuestro edén venciendo la tristeza, la rutina y las excusas que nos limitan. Hay que ser optimista, altruista y ambicioso en el terreno espiritual y también en el material. Es buen momento para ocuparse de los asuntos económicos y saber si dedicamos nuestro dinero y esfuerzo a lo que realmente nos interesa. Júpiter rige a Sagitario y Piscis, los signos protagonistas de la jornada.
Júpiter y la ambición
Hay que trabajar en la realización de nuestras ambiciones, pero también hay que determinar cuáles son realmente y si nos conducen a la unión con los demás o a la soledad, algo que hay que evitar.
Júpiter y el trabajo
Este planeta impulsa el afán por mejorar en el terreno profesional y por ejercer el poder de que disponemos. Hay que potenciar nuestras habilidades y mostrarlas a los demás. Es un buen día para buscar la ayuda de los poderosos y solicitar becas o subvenciones.
El jueves en la salud
Sagitario está asociado a la circulación arterial, los muslos, la cadera y el nervio ciático, mientras que Piscis rige los pies, los dolores, los golpes, el cansancio y las callosidades. Atención a todas estas áreas.
Día para el color azul
La bondad, la sabiduría y la comprensión están simbolizadas por el color azul. En exceso puede provocar un exceso de frialdad, pero con mesura estimula la ambición.
Zona de peligro
Júpiter puede provocar actitudes dictatoriales, abusos de poder y descontrol. También puede suscitar una ambición excesiva que debemos reconducir para crear abundancia a nuestro alrededor sin violentar a los demás.










VIERNES

Día del amor, en el que debemos dedicarnos a los seres queridos y también a solucionar las rencillas. Hay que cuidar la imagen y dedicarse detalles a uno mismo y a los demás para mejorar la convivencia. Es un buen momento para que las parejas se unan o para la procreación. Según la tradición cabalística, el destino lanza hoy las almas en vías de encarnación al mundo físico. Venus rige a Tauro y Libra, los signos que protagonizan la jornada.
Venus y las compras
Éste es el mejor día para hacer compras. La ropa que estrenemos llamará la atención y nos mostraremos más atractivos. Hay que acicalarse. La jornada invita también a hacer regalos o tener pequeños detalles para expresar nuestro afecto a los demás.
Venus y el trabajo
Es el día para comprar y vender en cualquier sector profesional y para tener en cuenta los detalles en las relaciones laborales. Buen día también para estudiar la imagen de un producto. Venus propicia la prosperidad y también todas las profesiones artísticas. El viernes en la salud
Tauro está asociado al cuello, nuca, oídos,  garganta, laringe, cuerdas vocales y amígdalas. Libra rige riñones, vejiga, uréteres, ovarios y piel. Atención a todas estas áreas.
Día para el amarillo
Este color simboliza la calma, la conciliación y el magnetismo. En exceso puede tener un efecto demasiado sedante. Con moderación, calma el dolor, relaja y favorece el sueño. También es el color de la pareja y de la convivencia.
Zona de peligro
Venus puede inducir a la lujuria y el desenfreno. Hay que controlar los excesos sin invadir el terreno de los demás y promover la vida en armonía.

Hoy es el día de la rectitud, en el que se deben analizar los materiales con los que estamos construyendo nuestra personalidad y nuestra vida. Saturno invita a meditar sobre nuestro destino y a trazar el programa para la próxima semana. Con papel y bolígrafo, hay que proponerse un objetivo para cada día, una tarea que esté a nuestro alcance, y comprometernos a llevarlo a cabo. Saturno es el regente de Capricornio y Acuario, los signos protagonistas del día.
Saturno y las deudas
Hoy es día para liquidar deudas económicas o de otro tipo. Hay que analizar lo hecho durante la semana para saber si hemos cometido algún error que debe ser reparado. Si hemos sufrido alguna injusticia, hay que exigir una reparación o perdonar y olvidar.
Saturno y el trabajo
Los asuntos relacionados con las personas mayores deben ser tratados esta jornada. También puede dedicarse a planear futuros negocios o a determinar dónde nos hemos podido desviar de nuestros objetivos.
El sábado en la salud
Capricornio está asociado al cabello, la epidermis, las articulaciones y los huesos en general, mientras que Acuario rige pantorrillas, tobillos y sistema circulatorio. Éstas son las áreas que hay que vigilar más hoy.
Día para el color negro
La realización práctica, la cristalización y la delgadez están simbolizadas por el color negro (pero, en exceso, puede adelgazar demasiado). Con moderación, proporciona calma, sobriedad y paz, y ayuda a relativizar y controlar las situaciones y los problemas.
Zona de peligro
Saturno puede volvernos muy pesimistas y austeros. Hay que reconsiderar los hábitos de vida y tratar de mejorarlos.


Astro rey, el Sol es el centro de nuestro Universo y éste es el día elegido para honrarlo simbólicamente, resaltando  nuestras virtudes y vistiendo las mejores galas. El momento de la salida del Sol será bueno para buscar el recogimiento y la
meditación. Hay que hacer un examen de conciencia y analizar la semana transcurrida con espíritu analítico y justo. El Sol es el regente de Leo, el signo que reina en esta jornada.
El Sol como un rey
El domingo es un día en el que podemos sentirnos como reyes y procurar que nuestra magnanimidad sea mayor que todas las ofensas que hayamos podido recibir durante la semana. En ocasiones, para avanzar hay que perdonar las deudas morales o económicas.
El Sol y el trabajo
Este día es preciso evitar, en la medida de lo posible, cualquier trabajo manual. El domingo está orientado al descanso, al desarrollo de nuestras virtudes y a la conexión con nuestro interior. La voluntad tiene hoy una gran fuerza, por lo que los propósitos expresados tendrán más posibilidades de cumplirse.
El domingo en la salud
Leo está asociado al corazón, la espina dorsal, la médula espinal, la espalda y el diafragma. Presta atención a estas áreas hoy.
Día para el dorado
El dorado simboliza el oro, lo inalterable, la perfección y la elevación. Pero también puede generar soberbia, si se usa en exceso. Con moderación, ayuda a destacar nuestras mejores virtudes y genera luz y brillo.
Zona de peligro
El Sol puede hacernos creer que somos mejores que los demás por nuestra condición social, propiedades o creencias. La soberbia nos puede cerrar puertas y hay que tratar de enterrarla en favor de los buenos valores.

Y si hay que empezar de cero, pues se empieza











Comenzar de nuevo, puede ser una de las cosas que más nos atemorice. Comenzar desde cero implica dejar atrás un compendio de experiencias, de tiempo invertido, de lugares conocidos, de esperanzas y de sueños que no dieron los resultados que esperábamos. Implica reconocer que no podemos seguir en el mismo camino, que aquello en lo que depositamos una parte nuestra debemos dejarlo ir.


Pero si dejamos el drama que por lo general invade nuestra mente y comenzamos por verle el lado positivo a las cosas, podremos entender que una de las mayores oportunidades que se nos pueden presentar en la vida, es aquella que nos permite reinventarnos, la que nos invita a renovar nuestras energías, la que nos pone frente al timón de nuestro barco con un nuevo mapa, que quizás no nos conduzca a un sitio diferente, pero sí que contendrá otra ruta de navegación.

De eso se trata la vida, de aceptar, de no dejarnos derrumbar y seguir adelante, de replantearnos las veces que haga falta, sin quedarnos soldados de aquello que no rinde frutos, de lo que es estéril, que nos paraliza y no nos permite avanzar.
Tendremos muchas oportunidades de recomenzar en nuestras vidas, todo aquello que amerite nuestra revisión y demande nuestra mirada de atención, es un punto desde el cual podemos comenzar a hacer las cosas diferentes.

Independientemente del hecho de ir tras la misma meta o simplemente, decantar por otras opciones, siempre debemos llevar con nosotros la experiencia del pasado, no como una sentencia, ni como algo que nos defina, sino como aquello que nos hizo crecer, que nos dio nuevas herramientas y que de alguna manera u otra nos impulsó para darle un “restet” a nuestra vida.

No nos lamentemos por el tiempo o los recursos invertidos, todo es ganancia cuando sabemos darle sentido, cuando aprendemos a sacar provecho y es justo la experiencia la que nos permite tener un mejor criterio al momento de tomar decisiones, de tomar acciones. Así que coloquemos en nuestro equipaje aquello que nos hace crecer, que nos guiará y nos ayudará y dejemos en el sitio todo lo que represente una carga para nuestro nuevo emprendimiento.
Fluyamos con la vida, aceptando que muchas veces nos veremos forzados a cerrar ciclos, a poner puntos finales, pero entendamos que cada uno de esos cierres, representa la oportunidad de comenzar de nuevo, que podremos hacer las cosas de forma distinta, agradezcamos que no somos un árbol y que si algo nos perturba, tenemos la capacidad de movernos. Sin miedo, sino con confianza plena en el proceso de la vida, digamos las veces que sean necesarias: si hay que empezar de nuevo, ¡pues se empieza!

No podrás vincularte con la persona correcta, si no dejas ir a la equivocada










Cuántos de nosotros no hemos estado junto a alguien con quien no terminamos de encajar, que por diversos motivos sentimos que no es la persona con la que deberíamos estar y aunque ciertamente nadie se cruza en nuestra vida por azar, estamos conscientes de que sea lo que sea que debamos sacar de esa relación, debemos hacerlo apresuradamente porque definitivamente no es la persona que creemos correcta para nosotros.

Lo cierto es que no estamos en la vida para malgastar el tiempo y las energías y debemos prestar especial cuidado a lo que nuestra intuición nos dice en relación a con quién debemos vincularnos o permanecer unidos.

No dejemos que los miedos a quedarnos solos, a salir de nuestra zona de seguridad, a no encontrar algo que se adapte mejor a nuestras expectativas, nos haga quedarnos donde por un motivo u otro es evidente que no debemos estar.
Por la importancia que la mayoría de nosotros le damos a las relaciones amorosas, lo mínimo que podemos hacer, por respeto propio y por quien se vincule a nosotros, es sentir que vale la pena estar junto a esa persona, que lo hacemos por placer, por preferencia, sin presiones, sin que los motivos sean los equivocados.

Es justo para nosotros querer darlo todo por alguien y sentirnos correspondidos, sentir confianza, plenitud, sentir que hay un presente que vivir y disfrutar y que a su vez podemos proyectarnos a futuro juntos.
Si algo nos incomoda, si sentimos que esa no es la persona con la que queremos estar, no debemos darle largas al asunto, qué nos hace pensar que lo que hoy son fronteras entre nosotros, mañana serán puentes de unión. No digo que no ocurra, pero por qué forzar una situación si podemos abrir nuestras energías a lo que queremos a nuestro lado.
Es válido cansarse, inclusive dejar de amar o transformar el amor en otro sentimiento, es válido querer recorrer otros caminos con alguien más, lo que no puede ser válido es sentir que estamos junto a alguien con quien no nos corresponde estar, en estos casos es necesario sincerarnos y dejar ir aquello que nos permitirá darle la oportunidad a lo que realmente creemos merecer.

Solo nosotros somos los creadores de nuestra vida, aprovechemos esta bendición para hacer con ella lo que realmente queremos. Nada nos limita, solo lo que anidamos en nuestra mente puede hacerlo, así que dejemos atrás los miedos, las dudas y vayamos por lo que nos llama en la vida, para bien nuestro y de las personas involucradas.
Imágenes cortesía de: Nidhi Chanani